Fiestas y tradiciones


Semana santa

La Semana Santa de Jaén tiene manifestaciones muy variadas. En la Semana Santa de Baños de la Encina se pueden encontrar emociones diferentes. El bañusco siente muy hondo el fervor y la devoción de una Semana Santa que data del siglo XVI y que hoy podemos disfrutar como una lección de arte magistral. Acerquémonos, pues, a algunas de las sensaciones enraizadas en la cultura popular de este pueblo, con un único propósito: ser fieles a la cultura de nuestros antepasados y al hecho histórico-religioso que más arte ha desparramado por el mundo, la Semana Santa.

Los Sermones, como ‘El Mandato’, ‘El Paso’ y, sobre todo, ‘La Pasión’, recitado en la noche del Jueves al Viernes Santo desde la tribuna alta de la Iglesia Parroquial de San Mateo y que expresa el dolor de los fieles por la Pasión y Muerte de Cristo.

Los Pregones, acercamiento popular a los textos evangélicos cuyas letras están compuestas cuando el Evangelio estaba aún escrito en latín y cuando la mayoría del pueblo no sabía leer. Los cuatro Pregones más importantes se conocen bajo los nombres de “Soberano Redentor’, ‘Poncio Pilato’, ‘la Sentencia’ y ‘El Prendimiento”, que son cantados en la Parroquia de San Mateo durante el amanecer de Viernes Santo, antes de la salida en procesión de la imagen de Nuestro Padre Jesús Nazareno.

De gran solemnidad es el conocido como Sermón de las Siete Palabras o Desenclavamiento, acto litúrgico en el que se desenclava al Nazareno delante de la Virgen de los Dolores, entregando los clavos y la corona de espinas a la Virgen mientras se cantan siete saetas que hacen alusión a cada una de las siete palabras que pronunció Jesús antes de expirar. Se trata de una de las tradiciones más sobrecogedoras de la Semana Santa Bañusca, recuperada en los últimos años.

La Semana Santa de Baños comienza el Viernes de Dolores con el traslado de la imagen de la Virgen de los Dolores desde la Ermita de Jesus del Llano a la Iglesia de San Mateo. Desde 2008, con la adquisición por parte de la hermandad de San Juan Evangelista, de la imagen de Jesús en la Borriquilla, se comienza por primera vez a realizar la estación de penitencia durante el Domingo de Ramos.

La Borriquilla

Durante la noche del Miercoles Santo tiene lugar la procesión del Via Crucis, con la impetuosa imagen de Ntro. Padre Jesús Crucificado que es llevado a hombros por los hermanos de la Cofradía, esta procesión se viene realizando en los últimos años en los alrededores del Castillo, con la impresionante silueta del Cristo sobre las almenas de la fortaleza milenaria.

Es sin duda, Jueves Santo y Viernes Santo la muestra más fervorosa de nuestra Semana Santa con la Procesión de Ntro. Padre Jesús Amarrado a la Columna, San Juan Evangelista y la Virgen de los Dolores, que se celebra por el Casco Histórico.La madrugá de Viernes Santo y despues de los Pregones y el Sermón de Jesús se celebra la Proceión de Ntro. Padre Jesús Nazareno, la Virgen de los Dolores y San Juan Evangelista, es la procesión más larga ya que recorre toda la parte alta del pueblo.

Nuestro Padre Jesus Nazareno

El Viernes Santo a las 5 de la tarde tiene lugar el Desenclavamiento en la Iglesia de San Mateo, y a continuación la procesión del Santo Entierro, en las que hacen su estación de Penitencia, el Crucificado, la Cruz Maria (Cruz con sudario), el Santo Entierro, San Juan y la Virgen de los Dolores, hasta hace pocos años esta procesión subia al Castillo.

Hacia la medianoche del Viernes Santo la Virgen de los Dolores hace su estación de Penitencia en la conocida como la Procesión de la Soledad, en la cual se traslada a la Virgen a la Ermita de Jesús del Llano, para alli esperar el Abrazo con su Hijo el Domingo de Resurrección.

Virgen de los Dolores

El Abrazo, muestra jubilosa de la Resurrección de Cristo, se realiza el domingo por la mañana, en elque los costaleros del paso del Cristo Resucitado, que procesiona desde la Parroquia de San Mateo, al ver el paso de la Virgen, que sale desde la ermita de Jesús del llano, emprenden una veloz carrera hasta encontrarse ambos en un simbólico abrazo. Finalizada la celebración de la Resurrección de Cristo.

Procesión del Abrazo

Uno de los rasgos más peculiares de la Semana Santa Bañusca son las coplas de pasión, cantos caracterizados por realizarse a dúo o a trío y por no compartir ninguna característica con la saeta. También son muy habituales durante los recorridos procesionales las saetas.

La Semana Santa Bañusca se caracteriza por la solemnidad de las celebraciones, con una visión cercana y naturalista de los misterios pasionales. los pasos y las cofradías realizan un recorrido por las calles, descubriendo al Bañusco y al visitante una combinación de emociones entre la belleza de su urbanismo y el tipismo de sus casas solariegas. Es una sensación que el turista semanasantero no debe perderse, porque en Baños de la Encina la Semana Santa gana por la naturaleza del entorno

Romería de Jesús del camino

Se celebra el Primer Domingo de Mayo, como antesala al día gran día de la Romeria, el Cristo del Camino está en su Ermita al pie de la Cuesta de los Santos, muy cerca de la Ermita de la Virgen de la Encina.

En los alrededores de la Ermita se celebra una misa en honor a Jesús del Camino, y a continuación, las gentes del pueblo, sobre todo jovenes disfrutan de un día de campo.


Fiestas patronales de mayo

Las Fiestas Patronales de Baños de la Encina se celebran durante el 2º fin de semana de Mayo. Destaca, sin duda, como acto principal la Romería de la Virgen de la Encina, en la que el 2º Domingo de Mayo se traslada la imagen al Santuario, y todos los bañuscos la acompañan en carrozas, caballos o incluso a pie. También se celebra el Sábado la Ofrenda de Flores a la Virgen, distintos pasacalles, fuegos artificiales y sueltas de vaquillas. El lunes de Feria se celebra la procesión del Patrón Jesús del Llano. Todo esto amenizado con el Recinto Ferial, casetas, tómbolas y buen vino, durante cinco días.

Cuenta la tradición que un 9 de mayo de 1225, encontrándose un labriego arando con sus bueyes, las tierras de un encinar próximo a la Cuesta de los Santos, vio como la Virgen, envuelta en una intensa luz, le pidió desde lo alto de una encina que se construyera un santuario desde el que se le diese culto. Del tronco de la encina comenzó a manar aceite paara socorro de los desválidos que por allí acertaron a pasar. Existe aún hoy una encina, retoño de aquella sobre la que se obró el prodigio, situada en el Chaparral de Medinilla.

La Romería de la Virgen de la Encina, patrona de Baños de la Encina, y de todos los pueblos de Las Nuevas Poblaciones de Sierra Morena, se celebra el segundo domingo de mayo, organizada por la Cofradía de Nuestra Señora de la Encina y Nuestro Padre Jesús del Llano. Como festividad mariana de fuerte arraigo local, ese día los bañuscos y visitantes parte del pueblo hacia la ermita por la mañana, formando una alegre comitiva de carretas y mujereres, y hombres a caballo. La Virgen parte desde la Iglesia de San Mateo, donde tiene su altar, y es llevada a hombros por las mujeres bañuscas, hasta llegar a San Marcos, donde los hombres se turnan para llevarla durante el duro camino.

Una vez en la ermita, tras la misa, la Virgen es sacada en procesión por los alrededores de la misma. Durante la procesión hay tiempo, incluso, para demostrar la sana rivalidad entre los pueblos veciones, pues bañuscos y guarromanenses entablan una cordial disputa por que la Virgen de la Encina mire a uno u otro pueblo. Al grito de "que mie pá Guarromán", los guarromanenses obligan las costaleras del trono a girar la Virgen hacia su pueblo, "picando" a sus vecinos de Baños. Las disputas finalizan con un baile en el atrio de la ermita como sinto de hermanamiento entre ambos pueblos.

Un día lleno de colorido, que transcurre en un ambiente romero de cante y baile, una jornada de convivencia durante la cual los bañuscos comparten con familiares y amigos un menú tipicamente campero formado por carne empanada, tortilla de patatas y el cucharro bañusco, sin olvidar los adobos de carne de monte, que las gente de estas tierras preparan con especial esmero y acierto. Al atardecer, la Virgen de la Encina es trasladada a Baños en una carreta, continuando la fiesta en el pueblo.


Fiestas mediavales

Las jornadas medievales se celebran en Baños desde hace pocos años, éstas se celebran en la Plaza y en el Castillo de nuestro pueblo, se montan puestos de artesanos y taberneros basados en la época medieval, se realizan representaciones de la toma del Castillo las luchas de moros y cristianos, además de CuentaCuentos de la época, teatro, baile, y un largo etc, todos los bañuscos participan con sus trajes de moros o cristianos


Fiestas del emigrante

Como festejos de carácter cívico- religioso, se celebran en torno al 15 de agosto las Fiestas del Emigrante en honor a los bañuscos que están fuera del pueblo, con actos culturales, deportivos y verbenas populares, además de la Procesión de la Virgen de la Encina, que portan las emigrantes que no pueden venir a la Romería, sin duda el acto más especial es el Encuentro de Migas, donde las Peñas de amigos tanto foráneos como locales se reúnen para participar en un concurso a las mejores migas. Más de 100 peñas se concentran en los alrededores de la explanada del Santo Cristo.


Fiestas de los esclavos

Fiesta que actualmente es solo de carácter religioso. Este fiesta se celebra a partir de unificarse las dos Hermandades de los Santos Patronos, la de la Virgen de la Encina, con la de Jesús del Llano, se reajustan las fechas de las fiestas, el 8 de septiembre la Natividad de Nuestra Señora, el 12 con el Dulce Nombre de María y el 14 día de la Santa Cruz, y se establece que la novena a la Virgen de la Encina se celebre del 9 al 17 (la Virgen venia del Santuario el 8), el 18 la Salve y el 19 de la Fiesta y Procesión de la Virgen, el 20 la Fiesta y Procesión de Jesús del Llano y el día 21 día de San Mateo, titular de la Parroquia de Baños.

El día 8 de septiembre se traía a la Virgen de la Encina desde el Santuario hasta Baños para hacerle la novena y sacarla en procesión el día 19. El día 18 día de la Víspera de "Los Esclavos", comenzaban las fiestas, con repique de campanas, y grandes tracas de fuegos artificiales ...

En la plaza era la Verbena, amenizada con caseta de turrones, y algunas atracciones como "las barcas de agua", etc. El día 20 se hacía la procesión de Jesús del Llano, que era por la mañana, y después de la misma había invitación en el Ayuntamiento. Y el último día, de San Mateo, que antes tenía Cofradía propia, S. Mateo salía en procesión con la Virgen de la Encina, y la despedía en San Marcos, ya que partía de nuevo para la Ermita, el día 21 de septiembre de 1225 Fernando III "El Santo" incorporo Baños a la Corona de Castilla.

Desde tiempos remotos, siglo XVI ó antes, hubo cofradías separadas, la de Jesús del Llano se llamó ESCLAVITUD como se sabe por una escritura de capellanía fundada por D. Elvira Galindo en 1696, en cuya escritura dispuso entre otras cosas, que la aceituna de las fincas asignadas debía ponerse a censo, dedicándose el importe a LA ESCLAVITUD DEL CRISTO DEL LLANO para ayuda de las fiestas y demás gastos de dicha ESCLAVITUD, cuyo nombre no hace referencia a esclavos en sentido estricto o personas que carecen de libertad, sino aplicado simbólicamente a personas sujetas a la voluntad de Dios. De aquí proceden la llamada FIESTA DE LOS ESCLAVOS que se celebraban en honor de Jesús del Llano el 14 de septiembre (Exaltación de la Santa Cuz) y no el 20 como ahora.

Se cambió la fecha al fundirse después ambas cofradías en una, se dispuso la celebración de las fiestas de la Hermandad Única los días 19 y 20 de septiembre, una vez terminadas la recolecciones de verano y tareas de las eras.Al fundar el párroco, don José Jurado, la cofradía de San Mateo, cuya fiesta celebra la iglesia el 21 de septiembre, se agregó un día más a la FIESTA DE LOS ESCLAVOS.


Festividad de todos los santos

La imagen de la Virgen de la Encina venía al pueblo el día 8 de septiembre para su novena y posterior procesión, ya que todo el año permanecía en su Santuario, a 4Km. de Baños, siempre custodiada por los santeros que vivían en el mismo Santuario. Los últimos santeros fueron la familia Montesinos. Después la Virgen se trajo al pueblo y aquí permanece todo el año, sólo el segundo domingo de mayo es llevada al Santuario en romería, volviendo en el mismo día a Baños. La Fiesta de los Esclavos era tan importante como la feria de mayo, venía el carrusel, las barcas, las casetas de turrón, la de los pinchos... Hoy es sólo fiesta religiosa ya que dejamos que desapareciese una de nuestras fiestas más importantes...

Es sin duda una de las fiestas con más arraigo en Baños, se lleva a cabo el Día de los Santos, a primeros de Noviembre, donde los hombres y también las mujeres, formando grupos o “partías”, abandonan el pueblo marchándose a pequeños cortijillos o chozos de la sierra, donde pasan varios días con sus noches, dedicados a la caza de pájaros con “liria”, compartiendo el pan, el vino y las bromas.

El origen de esta costumbre se ha querido ver en el hecho de que por Los Santos y por el Día de los Difuntos las campanas de la iglesia no dejaban de tocar ni de día ni de noche, con la consiguiente congoja de ánimo, la cual era olvidada por los varones del pueblo yéndose donde no se oyeran las campanas, celebrándose así más un “velatorio” con abundante comida y bebida por los que estaban vivos allí presentes, que por los que ya habían abandonado este mundo, de cuyas almas y del ruego por ellas se encargaban las mujeres que habían quedado en el pueblo.


Semana santa

La Semana Santa de Jaén tiene manifestaciones muy variadas. En la Semana Santa de Baños de la Encina se pueden encontrar emociones diferentes. El bañusco siente muy hondo el fervor y la devoción de una Semana Santa que data del siglo XVI y que hoy podemos disfrutar como una lección de arte magistral. Acerquémonos, pues, a algunas de las sensaciones enraizadas en la cultura popular de este pueblo, con un único propósito: ser fieles a la cultura de nuestros antepasados y al hecho histórico-religioso que más arte ha desparramado por el mundo, la Semana Santa.

Los Sermones, como ‘El Mandato’, ‘El Paso’ y, sobre todo, ‘La Pasión’, recitado en la noche del Jueves al Viernes Santo desde la tribuna alta de la Iglesia Parroquial de San Mateo y que expresa el dolor de los fieles por la Pasión y Muerte de Cristo.

Los Pregones, acercamiento popular a los textos evangélicos cuyas letras están compuestas cuando el Evangelio estaba aún escrito en latín y cuando la mayoría del pueblo no sabía leer. Los cuatro Pregones más importantes se conocen bajo los nombres de “Soberano Redentor’, ‘Poncio Pilato’, ‘la Sentencia’ y ‘El Prendimiento”, que son cantados en la Parroquia de San Mateo durante el amanecer de Viernes Santo, antes de la salida en procesión de la imagen de Nuestro Padre Jesús Nazareno.

De gran solemnidad es el conocido como Sermón de las Siete Palabras o Desenclavamiento, acto litúrgico en el que se desenclava al Nazareno delante de la Virgen de los Dolores, entregando los clavos y la corona de espinas a la Virgen mientras se cantan siete saetas que hacen alusión a cada una de las siete palabras que pronunció Jesús antes de expirar. Se trata de una de las tradiciones más sobrecogedoras de la Semana Santa Bañusca, recuperada en los últimos años.

La Semana Santa de Baños comienza el Viernes de Dolores con el traslado de la imagen de la Virgen de los Dolores desde la Ermita de Jesus del Llano a la Iglesia de San Mateo. Desde 2008, con la adquisición por parte de la hermandad de San Juan Evangelista, de la imagen de Jesús en la Borriquilla, se comienza por primera vez a realizar la estación de penitencia durante el Domingo de Ramos.

La Borriquilla

Durante la noche del Miercoles Santo tiene lugar la procesión del Via Crucis, con la impetuosa imagen de Ntro. Padre Jesús Crucificado que es llevado a hombros por los hermanos de la Cofradía, esta procesión se viene realizando en los últimos años en los alrededores del Castillo, con la impresionante silueta del Cristo sobre las almenas de la fortaleza milenaria.

Es sin duda, Jueves Santo y Viernes Santo la muestra más fervorosa de nuestra Semana Santa con la Procesión de Ntro. Padre Jesús Amarrado a la Columna, San Juan Evangelista y la Virgen de los Dolores, que se celebra por el Casco Histórico.La madrugá de Viernes Santo y despues de los Pregones y el Sermón de Jesús se celebra la Proceión de Ntro. Padre Jesús Nazareno, la Virgen de los Dolores y San Juan Evangelista, es la procesión más larga ya que recorre toda la parte alta del pueblo.

Nuestro Padre Jesus Nazareno

El Viernes Santo a las 5 de la tarde tiene lugar el Desenclavamiento en la Iglesia de San Mateo, y a continuación la procesión del Santo Entierro, en las que hacen su estación de Penitencia, el Crucificado, la Cruz Maria (Cruz con sudario), el Santo Entierro, San Juan y la Virgen de los Dolores, hasta hace pocos años esta procesión subia al Castillo.

Hacia la medianoche del Viernes Santo la Virgen de los Dolores hace su estación de Penitencia en la conocida como la Procesión de la Soledad, en la cual se traslada a la Virgen a la Ermita de Jesús del Llano, para alli esperar el Abrazo con su Hijo el Domingo de Resurrección.

Virgen de los Dolores

El Abrazo, muestra jubilosa de la Resurrección de Cristo, se realiza el domingo por la mañana, en elque los costaleros del paso del Cristo Resucitado, que procesiona desde la Parroquia de San Mateo, al ver el paso de la Virgen, que sale desde la ermita de Jesús del llano, emprenden una veloz carrera hasta encontrarse ambos en un simbólico abrazo. Finalizada la celebración de la Resurrección de Cristo.

Procesión del Abrazo

Uno de los rasgos más peculiares de la Semana Santa Bañusca son las coplas de pasión, cantos caracterizados por realizarse a dúo o a trío y por no compartir ninguna característica con la saeta. También son muy habituales durante los recorridos procesionales las saetas.

La Semana Santa Bañusca se caracteriza por la solemnidad de las celebraciones, con una visión cercana y naturalista de los misterios pasionales. los pasos y las cofradías realizan un recorrido por las calles, descubriendo al Bañusco y al visitante una combinación de emociones entre la belleza de su urbanismo y el tipismo de sus casas solariegas. Es una sensación que el turista semanasantero no debe perderse, porque en Baños de la Encina la Semana Santa gana por la naturaleza del entorno

Romería de Jesús del camino

Se celebra el Primer Domingo de Mayo, como antesala al día gran día de la Romeria, el Cristo del Camino está en su Ermita al pie de la Cuesta de los Santos, muy cerca de la Ermita de la Virgen de la Encina.

En los alrededores de la Ermita se celebra una misa en honor a Jesús del Camino, y a continuación, las gentes del pueblo, sobre todo jovenes disfrutan de un día de campo.


Fiestas patronales de mayo

Las Fiestas Patronales de Baños de la Encina se celebran durante el 2º fin de semana de Mayo. Destaca, sin duda, como acto principal la Romería de la Virgen de la Encina, en la que el 2º Domingo de Mayo se traslada la imagen al Santuario, y todos los bañuscos la acompañan en carrozas, caballos o incluso a pie. También se celebra el Sábado la Ofrenda de Flores a la Virgen, distintos pasacalles, fuegos artificiales y sueltas de vaquillas. El lunes de Feria se celebra la procesión del Patrón Jesús del Llano. Todo esto amenizado con el Recinto Ferial, casetas, tómbolas y buen vino, durante cinco días.

Cuenta la tradición que un 9 de mayo de 1225, encontrándose un labriego arando con sus bueyes, las tierras de un encinar próximo a la Cuesta de los Santos, vio como la Virgen, envuelta en una intensa luz, le pidió desde lo alto de una encina que se construyera un santuario desde el que se le diese culto. Del tronco de la encina comenzó a manar aceite paara socorro de los desválidos que por allí acertaron a pasar. Existe aún hoy una encina, retoño de aquella sobre la que se obró el prodigio, situada en el Chaparral de Medinilla.

La Romería de la Virgen de la Encina, patrona de Baños de la Encina, y de todos los pueblos de Las Nuevas Poblaciones de Sierra Morena, se celebra el segundo domingo de mayo, organizada por la Cofradía de Nuestra Señora de la Encina y Nuestro Padre Jesús del Llano. Como festividad mariana de fuerte arraigo local, ese día los bañuscos y visitantes parte del pueblo hacia la ermita por la mañana, formando una alegre comitiva de carretas y mujereres, y hombres a caballo. La Virgen parte desde la Iglesia de San Mateo, donde tiene su altar, y es llevada a hombros por las mujeres bañuscas, hasta llegar a San Marcos, donde los hombres se turnan para llevarla durante el duro camino.

Una vez en la ermita, tras la misa, la Virgen es sacada en procesión por los alrededores de la misma. Durante la procesión hay tiempo, incluso, para demostrar la sana rivalidad entre los pueblos veciones, pues bañuscos y guarromanenses entablan una cordial disputa por que la Virgen de la Encina mire a uno u otro pueblo. Al grito de "que mie pá Guarromán", los guarromanenses obligan las costaleras del trono a girar la Virgen hacia su pueblo, "picando" a sus vecinos de Baños. Las disputas finalizan con un baile en el atrio de la ermita como sinto de hermanamiento entre ambos pueblos.

Un día lleno de colorido, que transcurre en un ambiente romero de cante y baile, una jornada de convivencia durante la cual los bañuscos comparten con familiares y amigos un menú tipicamente campero formado por carne empanada, tortilla de patatas y el cucharro bañusco, sin olvidar los adobos de carne de monte, que las gente de estas tierras preparan con especial esmero y acierto. Al atardecer, la Virgen de la Encina es trasladada a Baños en una carreta, continuando la fiesta en el pueblo.


Fiestas mediavales

Las jornadas medievales se celebran en Baños desde hace pocos años, éstas se celebran en la Plaza y en el Castillo de nuestro pueblo, se montan puestos de artesanos y taberneros basados en la época medieval, se realizan representaciones de la toma del Castillo las luchas de moros y cristianos, además de CuentaCuentos de la época, teatro, baile, y un largo etc, todos los bañuscos participan con sus trajes de moros o cristianos


Fiestas del emigrante

Como festejos de carácter cívico- religioso, se celebran en torno al 15 de agosto las Fiestas del Emigrante en honor a los bañuscos que están fuera del pueblo, con actos culturales, deportivos y verbenas populares, además de la Procesión de la Virgen de la Encina, que portan las emigrantes que no pueden venir a la Romería, sin duda el acto más especial es el Encuentro de Migas, donde las Peñas de amigos tanto foráneos como locales se reúnen para participar en un concurso a las mejores migas. Más de 100 peñas se concentran en los alrededores de la explanada del Santo Cristo.


Fiestas de los esclavos

Fiesta que actualmente es solo de carácter religioso. Este fiesta se celebra a partir de unificarse las dos Hermandades de los Santos Patronos, la de la Virgen de la Encina, con la de Jesús del Llano, se reajustan las fechas de las fiestas, el 8 de septiembre la Natividad de Nuestra Señora, el 12 con el Dulce Nombre de María y el 14 día de la Santa Cruz, y se establece que la novena a la Virgen de la Encina se celebre del 9 al 17 (la Virgen venia del Santuario el 8), el 18 la Salve y el 19 de la Fiesta y Procesión de la Virgen, el 20 la Fiesta y Procesión de Jesús del Llano y el día 21 día de San Mateo, titular de la Parroquia de Baños.

El día 8 de septiembre se traía a la Virgen de la Encina desde el Santuario hasta Baños para hacerle la novena y sacarla en procesión el día 19. El día 18 día de la Víspera de "Los Esclavos", comenzaban las fiestas, con repique de campanas, y grandes tracas de fuegos artificiales ...

En la plaza era la Verbena, amenizada con caseta de turrones, y algunas atracciones como "las barcas de agua", etc. El día 20 se hacía la procesión de Jesús del Llano, que era por la mañana, y después de la misma había invitación en el Ayuntamiento. Y el último día, de San Mateo, que antes tenía Cofradía propia, S. Mateo salía en procesión con la Virgen de la Encina, y la despedía en San Marcos, ya que partía de nuevo para la Ermita, el día 21 de septiembre de 1225 Fernando III "El Santo" incorporo Baños a la Corona de Castilla.

Desde tiempos remotos, siglo XVI ó antes, hubo cofradías separadas, la de Jesús del Llano se llamó ESCLAVITUD como se sabe por una escritura de capellanía fundada por D. Elvira Galindo en 1696, en cuya escritura dispuso entre otras cosas, que la aceituna de las fincas asignadas debía ponerse a censo, dedicándose el importe a LA ESCLAVITUD DEL CRISTO DEL LLANO para ayuda de las fiestas y demás gastos de dicha ESCLAVITUD, cuyo nombre no hace referencia a esclavos en sentido estricto o personas que carecen de libertad, sino aplicado simbólicamente a personas sujetas a la voluntad de Dios. De aquí proceden la llamada FIESTA DE LOS ESCLAVOS que se celebraban en honor de Jesús del Llano el 14 de septiembre (Exaltación de la Santa Cuz) y no el 20 como ahora.

Se cambió la fecha al fundirse después ambas cofradías en una, se dispuso la celebración de las fiestas de la Hermandad Única los días 19 y 20 de septiembre, una vez terminadas la recolecciones de verano y tareas de las eras.Al fundar el párroco, don José Jurado, la cofradía de San Mateo, cuya fiesta celebra la iglesia el 21 de septiembre, se agregó un día más a la FIESTA DE LOS ESCLAVOS.


Festividad de todos los santos

La imagen de la Virgen de la Encina venía al pueblo el día 8 de septiembre para su novena y posterior procesión, ya que todo el año permanecía en su Santuario, a 4Km. de Baños, siempre custodiada por los santeros que vivían en el mismo Santuario. Los últimos santeros fueron la familia Montesinos. Después la Virgen se trajo al pueblo y aquí permanece todo el año, sólo el segundo domingo de mayo es llevada al Santuario en romería, volviendo en el mismo día a Baños. La Fiesta de los Esclavos era tan importante como la feria de mayo, venía el carrusel, las barcas, las casetas de turrón, la de los pinchos... Hoy es sólo fiesta religiosa ya que dejamos que desapareciese una de nuestras fiestas más importantes...

Es sin duda una de las fiestas con más arraigo en Baños, se lleva a cabo el Día de los Santos, a primeros de Noviembre, donde los hombres y también las mujeres, formando grupos o “partías”, abandonan el pueblo marchándose a pequeños cortijillos o chozos de la sierra, donde pasan varios días con sus noches, dedicados a la caza de pájaros con “liria”, compartiendo el pan, el vino y las bromas.

El origen de esta costumbre se ha querido ver en el hecho de que por Los Santos y por el Día de los Difuntos las campanas de la iglesia no dejaban de tocar ni de día ni de noche, con la consiguiente congoja de ánimo, la cual era olvidada por los varones del pueblo yéndose donde no se oyeran las campanas, celebrándose así más un “velatorio” con abundante comida y bebida por los que estaban vivos allí presentes, que por los que ya habían abandonado este mundo, de cuyas almas y del ruego por ellas se encargaban las mujeres que habían quedado en el pueblo.

 

Acceso rápido

Portal de transparencia
Cita
previa
Agencia
tributaria
Participación
Ciudadana
Sede
electrónica
Empadro-
namiento
Redimensionar imagen
Contraste
X